Domingo, 10 de abril de 2011

I
Los ?ngeles olvidados arrastran las alas y a su paso van cavando fosas donde los ?ngeles que los siguen, sepultan lo ?ltimo que les queda de esperanza.
Son grandes como el eco que nace entre las grietas de su olvido y se duermen escuchando repetir su propio-hondo-lamento de inmortalidad impuesta.
No sienten m?s que pena por su condici?n pasajera en la memoria y se esconden en la tinta para que alguien, de manera azarosa, hable de ellos o los retrate.
Pero a pesar de su naturaleza oscura, de su eterno presente triste, contin?an siendo ?ngeles y alivian su melancol?a cuando visitan en las noches a la tierra que los desconoce, arrullando a los insomnes para que los piensen en medio de sus horas sin sue?os. All? a veces alguien los nombra.

II
Quien todo lo ve sinti? en una ocasi?n el presentimiento de su olvido. Entre sue?os el espectro de un ?ngel le roz? la mirada y ?l sinti? una ausencia milenaria pes?ndole en los p?rpados. Los ?ngeles olvidados quisieron recordarle su existencia y juntaron sus alas y las batieron hasta despedazarlas convertidas en polvo (como hacen las polillas que se suicidan contra las ventanas), pero ?l no record?.
Desde entonces algunos ?ngeles olvidados se arrastran por la tierra y son imperceptibles. Todav?a lo son para aquel que todo lo ve.

III
Llora ?ngel olvidado. Has que tus l?grimas perforen la tierra y la traspasen, al otro lado est? el color.

IV
Los ?ngeles olvidados viven en dos lugares que saben de memoria. Algunos prefieren habitar el infinito y lo han recorrido tantas veces que no les hace falta tener los ojos abiertos para reconocerlo. Otros Han trazado sus rutas de ida y vuelta y pueden caminar a oscuras sin tropezar por la eternidad. No se resignan a permanecer all?, por eso buscan un resquicio por donde ver la tierra de los mortales. Se r?en de nosotros, hasta compasi?n nos tienen, y piensan que cuando decimos olvido, no sabemos de qu? hablamos.

V
Cada vez que lo nombras el ?ngel existe. La paradoja est? en recordarlo.

?

Autor

?


Publicado por Kiate @ 13:51  | Literatura y poesia
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por rsfmaqui
Martes, 03 de mayo de 2016 | 5:57

Precioso.